122 de 200 firmas

El Tribunal Constitucional de Rumanía (Curtea Constitutionala a Romaniei); La Representación de la UE en Rumanía; el Comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevičius; el Ministro de Medio Ambiente, Aguas y Bosques,Barna Tánczos.

Esta es una petición de Mihaela Pirvu

Texto de la petición

  1. Pedimos al Tribunal Constitucional de Rumanía que declare como inconstitucional y en contra de cuatro Directivas UE (Directiva Marco del Agua, Directiva Ave, Directiva Hábitat y la Directiva relativa a la evaluación de las repercusiones de determinados proyectos públicos y privados sobre el medio ambiente), la propuesta legislativa que permitiría la construcción de centrales hidroeléctricas en áreas protegidas (Pl-x nr. 132/2022 de modificación de la Ordenanza del Gobierno n.º 57/2007 relativa al régimen de los espacios naturales protegidos, la conservación de los hábitats naturales protegidos, la flora y la fauna )

Por qué es importante

Este proyecto de ley, promovido por algunos representantes políticos de Rumania, pretende modificar los límites actuales de áreas protegidas por la red Natura 2000 (modificación que supondría infringir la legislación europea) para promover proyectos sin estudios de impacto ambiental por considerarles "de interés público". Se pretende retomar la construcción de tres centrales hidroeléctricas situadas en áreas protegidas de alto valor ecológico que fueron proyectadas en el siglo pasado, fruto de una dictadura comunista con ideas megalómanas. Por un aumento de solamente un 0,5% de la producción de electricidad anual del país (según ANRE, la Autoridad Nacional de Regulación Energética) se ponen en riesgo hábitats de alto valor ecológico, bosque primario vital en la lucha contra los efectos del cambio climático global, y que representa el hábitat de muchas especies de flora y fauna. Ríos como el Jiu, Răstolița, Valea Bradului y otros valiosos ríos que cruzan los Cárpatos, corren el riesgo de ser sacrificados por una producción de electricidad insignificante. Todo esto sin tomar en cuenta que la sequía es cada vez más evidente también en esta región.  

La aprobación de esta ley daría vía libre para seguir actuando sin respeto para la naturaleza, cosa que ya es un problema en esta región. Los ciudadanos rumanos y en general los europeos tenemos derecho a disfrutar de ese pulmón verde europeo.

El proyecto de ley ha pasado por el Congreso de los Diputados y por el Senado obteniendo la mayoría de votos en marzo de 2022. Por considerarse inconstitucional e infringir varias directivas europeas, se ha elevado al Tribunal Constitucional que aplazó el debate hasta el día 26 de octubre de 2022. Necesitamos correr la voz y recordarles a los jueces del Tribunal Constitucional rumano que les estamos apoyando en tomar la decisión correcta.

Por favor ¡firma!

Campaña en colaboración con:

Ahora comparte con tus amigos y familiares

Estás firmando como ¿No eres tú? Pincha aquí