600 de 1,000 firmas

Calling on all European states

This petition is organised by the European Network on Statelessness (ENS)

Petición

Es necesario que los Estados europeos actúen urgentemente para evitar que niños y niñas crezcan sin una nacionalidad. La mayoría de los niños y niñas apátridas de Europa nacieron en Europa; muchos de ellos no serían apátridas hoy en día si todos los países europeos hubieran establecido salvaguardias legales contra la apatridia infantil, tal y como exige el derecho internacional. Lo sorprendente es que más de la mitad de los países de Europa no están cumpliendo con estas obligaciones, negando así una nacionalidad a miles de niños y niñas en todo el continente.

Instamos a todos los Estados europeos a:

  • Adherirse a la Convención de Naciones Unidas de 1954 sobre el Estatuto de los Apátridas y la Convención de 1961 para Reducir los Casos de Apatridia;
  • Abordar las diferencias en sus leyes y prácticas para aplicar salvaguardias efectivas para identificar y otorgar nacionalidad a los niños y niñas nacidos en su territorio que de otra manera serían apátridas, tan pronto como sea posible después del nacimiento;
  • Asegurar el acceso gratuito y universal al registro de nacimientos con el fin de evitar la apatridia.

¿Por qué es importante?

La mayoría de las personas dan por sentada su nacionalidad; no piensan acerca de cómo o por qué la consiguieron, lo que les permite hacer o lo que sería diferente si no la tuvieran.

Por desgracia, este no es el caso para miles de niños y niñas en Europa que están creciendo sin una nacionalidad. Para los afectados esto puede suponer la imposibilidad de acceder al cuidado de la salud, a la educación y otras oportunidades, así como dar lugar a un potencial sin explotar y la falta de un sentido de pertenencia. Esta situación trae dificultades y angustia a los niños y a sus padres por igual.

Existen varios motivos por los que un niño o una niña pueden acabar sin una nacionalidad. A veces la apatridia se transmite de padres apátridas a sus hijos. Otras veces, un niño o niña no puede adquirir una nacionalidad al nacer debido a un conflicto entre las diferentes leyes de nacionalidad, o son incapaces de demostrar su identidad legal por falta de un certificado de nacimiento. La apatridia también puede ser un problema para algunos hijos de personas refugiadas. También puede ser consecuencia de la subrogación internacional, adopción o en el caso de que hayan sido abandonados al nacer.

Ningún niño o niña debe ser dejado sin una nacionalidad. Es un problema completamente solventable. Las convenciones de las Naciones Unidas proporcionan un marco jurídico claro para definir y abordar esta cuestión. Mediante el establecimiento de salvaguardias en las leyes de nacionalidad para asegurar que todos los niños y niñas nacidas en el territorio de un país tendrán derecho a adquirir la nacionalidad si de otra manera fueran apátridas, podríamos acabar con la apatridia infantil dentro de una generación.

Ahora comparte con tus amigos y familiares

Gracias por actuar para poner fin a la apatridia infantil.

Ya está casi listo. Recibirás un mensaje de agradecimiento, donde se te pedirá que confirmes tu dirección de correo electrónico. Por favor, confirma tu correo electrónico para que tu acción cuente.

Comparte tu acción en Facebook y Twitter, pidiendo a tus amigos que firmen!

Estás firmando como ¿No eres tú? Pincha aquí